En el año 2002 se le concedió a Arthur Miller el Premio Príncipe Asturias de las Letras. En el siglo pasado, allá por 1949 este hombre escribió una obra que según el subtítulo consistía en “Algunas conversaciones privadas en dos actos y un réquiem”.

Es el caso que a día de hoy la pieza que podría vulgarizarse con el nombre de “Muerte de un currante” es un símbolo de la tragedia de bastantes habitantes de esta nuestra querida tierra llamada Asturias y ¿por qué no? ampliable a la España de los Estatutos.

También viene a cuentas que el protagonista, casado y padre de dos hijos, cumplidos que hubo los sesenta años extenuado de trabajar es despedido “por su propio bien”. Y claro es que pasa lo que pasa y que se puede saber leyendo el libro.Es un texto teatral con un gran atractivo y fuerza corrosiva , muy apropiado para recomendar en esta fiesta del libro.

Decía Miller de su personaje Willy Loman : “El que siga habiendo tantos Willy en el mundo se debe a que el hombre se supedita a las imperiosas necesidades de la sociedad o de la tecnología y se anula como individuo”.

Son comentarios que acuden al pensamiento cuando se leen noticias como las del día de hoy por ejemplo:

……………..

1) El precio de la vivienda se desacelera pero aún sube un 12% hasta marzo

El precio medio del metro cuadrado se situó en 1.887,6 euros a finales de marzo, con una revalorización del 3,5% en los tres primeros meses.

……………

La esposa y ya viuda del personaje principal de “Muerte de un viajante” , al final de la obra recrimina al cadáver de su marido de cuerpo presente:

LINDA :

……...¿Por qué lo has hecho?. …Hoy he hecho el último pago de la casa. Hoy querido. Y en casa no habrá nadie.(Un sollozo le entrecorta la voz) Ya no tenemos deudas querido (solloza con más fuerza, aliviada) Somos libres … somos libres,….somos libres,….. (..en el escenario a oscuras ..se alzan , nítidas esas sombrías torres que son los bloques de pisos y cae el telón) .

Libro entretenido , altamente recomendable , versión española publicada en Fábula Tusquets Editores , Barcelona 2006.

Anuncios