Con este grito un grupo de energúmenos homófobos han cargado contra los manifestantes que pretendían leer un manifiesto contra la intolerancia y colocar flores en la tumba del Soldado Desconocido en el Kremlin. (Foto de Stanb Shebs )
La convocatoria había sido hecha por colectivos de ciudadanos en defensa de los derechos humanos y más concretamente de los homosexuales.

Se eligió la fecha de hoy porque el 27 de mayo de 1993 fue abolido el artículo 121 del código penal de Rusia que sancionaba con penas de cárcel las prácticas homosexuales. En esas fechas la psiquiatría rusa dejó de considerar la homosexualidad como una enfermedad.

La manifestación fue desautorizada por el alcalde de Moscú y para que nada faltase los líderes religiosos ya se habían encargado del “calentamiento” previo:

El Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa (IOR), Alexis II, condenó la iniciativa como un “sacrilegio”, postura que ha sido secundada por el clero musulmán y judío, que han convocado una jornada de oración para el día del desfile.

“Si salen a la calle, serán azotados. Todas las personas normales lo harán, musulmanes y ortodoxos. Las minorías sexuales no tienen derechos. La sexualidad alternativa es un crimen contra Dios”, proclamó el muftí Talgat Tadyuddín.

El muftí amenazó con protestas aún mayores que las desatadas por el escándalo de las caricaturas de Mahoma, mientras otro líder religioso llamó a “apedrear” a los homosexuales.

El resultado lo recogen las agencias de última hora se puede acceder a la noticia reciente en EL PAIS :

La Policía y grupos radicales reprimen la primera manifestación del ‘orgullo gay’ en Moscú


Anuncios