Cualquier acción colectiva basada en sistemas relacionales de organización aumenta su eficacia. Las redes como estructuras de organización son apreciables de manera llamativa en las nuevas formas de acción terrorista. De aquí que el estudio de este fenómeno no se debe limitar a los conocimientos y metodología tradicionales basados en actores individuales y agrupamientos categóricos.

La revista Investigación y Ciencia de Setiembre 2007 , incluye un trabajo firmado por el Profesor José A. Rodríguez del Departamento de Sociología de la Universidad de Barcelona titulado LA RED TERRORISTA DEL 11-M Debilidades convertidas en fuerza

Cuadro_sincausa

(SIN CAUSA – Cuadro de María Rodríguez Collado)

El artículo parece ser una recopilación y actualización de un trabajo más extenso presentado en el VIII Congreso Español de Sociología. Alicante, 23-25 de septiembre del 2004 , como resultado de una Investigación financiada por Ministerio de Ciencia y Tecnología (SEC 2003/02353). ( Disponible aquí )

En él , el Profesor José A. Rodríguez y colaboradores ( Hugo García Andreu, Francisco José García Vilchez, Ezequiel Moltó Seguí, Francisco Sempere Ruiz) analizan la red terrorista del 11M usando la aproximación teórica y metodológica ajustada al fenómeno: el análisis de redes. Esta aproximación les permitió analizar, y visualizar, su composición y dinámica, la centralidad de los actores, los agrupamientos y sistemas de cohesión internos, y los papeles sociales diferenciados. Para ello utilizaron matrices relacionales, que recogían las relaciones (hechas públicas) entre los implicados, y programas estadísticos y de visualización específicos de redes (Ucinet6, Netdraw, Key Player).

Entre otras interesantes conclusiones se pone de manifiesto :

La fortaleza de las relaciones débiles
….. uno de los elementos más destacados de las nuevas redes terroristas no es su cohesión sino más bien el dominio de relaciones débiles (poco intensas o distantes). Tanto la red del 11S como la red 11M son redes débiles, con actores distantes (y en algunos casos desconectados) y con pocas relaciones intensas.
Lo que se configura es un nuevo modelo organizativo no basado ya en la alta cohesión o estructura jerárquica y/o de células. Es una red con relaciones menos intensas, y por tanto menos visible y menos detectable. Una red débil es además de más fácil reconstrucción porque no requiere de relaciones fuertes (y a veces redundantes) con un mayor coste social.
La red total 11M está fundamentalmente basada en relaciones poco intensas . Las relaciones fuertes (de más de un contacto) representan una muy pequeña parte de la red, aunque en este caso formen el centro neurálgico. De hecho, ….., las relaciones no-fuertes (no-intensas) son las que crean la red en su conjunto, las que conectan a todos los actores y las que le dan forma y dinámica.

Red de Accion-Terrorismo

Uno de los gráficos que ilustran el trabajo

Las redes son formas organizativas nuevas, basadas no en una cohesión alta o en una estructura jerárquica o en células, sino en relaciones débiles. De una red difusa difícil de captar sale la red de acción, más visible y de relaciones más intensas.

Un trabajo que merece la pena leer y que sin duda ayudará a entender la paradoja de la debilidad y el poder , en palabras del Profesor José A. Rodríguez.

Anuncios