Publicado con el título “Lubinas y Sirenas” en la columna “Barruntos” del diario La Voz de Asturias (Grupo Zeta)

Un grupo de científicos del Laboratorio de Biología Marina Woods Hole en Massachusets están desarrollando un plan para entrenar peces. Se trata de conseguir que las lubinas naden hacia las redes cuando escuchen un sonido determinado relacionado con el alimento.

El principal objetivo es reducir gastos al dueño de la piscifactoría. La lubina sale a comer a campo abierto. Hace lo que tenga que hacer y después de unos días vuelve dócilmente a la granja para solaz del empresario que se ahorra la comida y de paso los costes de eliminación de los deshechos.

Según la Psicología experimental y las leyes del comportamiento, esta conducta de los peces no sería nada nuevo. Casi todos los seres vivos intentan liberarse de todo aquello que les pueda dañar, y los organismos hambrientos se refuerzan con alimento. De aquí que cualquier cosa que hagan seguida por recepción de ese alimento se repita invariablemente.

Fabrica de Mieres

La Fábrica de Mieres y al fondo en la montaña los pueblos de El Rollo y La Rebollada .(Años 1960/70)

HASTA final de los años 70 del siglo XX, la vida de los habitantes del Valle del río Caudal estuvo ligada al desarrollo de la siderurgia y de la minería. Las gentes que vivían en La Rebollada y El Rollo tenían marcado el ritmo de su actividad diaria por el turullu . Con este nombre se conocía el sonido de la sirena que, de ordinario, cuatro veces al día marcaba el inicio y final de la tarea en los talleres de la fábrica. Por la mañana, a mediodía para comer y a la tarde para salir.

A principios del mes de abril del año 1962, los obreros de la cuenca del Caudal, hartos de explotación, decidieron ir a la huelga y romper su condicionamiento a la sirena. Durante dos meses el “turullu” dejó de tocar y en Mieres, Salvador de la panadería La Aurora con sus empanadas y Garnacho con alguna caja de vino ayudaron a resistir a Luis, Milio, Ramón, Andrés, Lucio, jóvenes huelguistas en El Rollo. Su solidaridad y la de otros contribuyó a que las sirenas enmudeciesen.

taller.jpg

Taller de calderería de Fábrica de Mieres. Despoblado

Anuncios