kn-bo
La esfinge, Las caricias - Fernand Khnopff

Las caricias tienen una ruta privilegiada hacia el cerebro. Se ha publicado en la revista científica Nature Neuroscience. Un grupo de investigadores de la Universidad de Gotemburgo en Suecia identificaron a las fibras nerviosas ( C-Táctil) como las responsables del envío de señales placenteras al cerebro. El momento más gratificante sucede cuando se acaricia con una velocidad que permita recorrer de 4 a  5 centímetros cuadrados de piel por segundo.

Uno de los investigadores , Line S. Loken  declaró que  “Básicamente, las señales que indican  al cerebro que hemos sido acariciados  en la piel tienen su propia ruta  y esta no puede ser  bloqueada, incluso si el cerebro está recibiendo los impulsos de dolor de la misma zona.  Es más ,  acariciando  los impulsos placenterosson capaces de amortiguar los impulsos de dolor “, dice el profesor Loken  de la  Academia Sahlgrenska.

Estas fibras nerviosas que también transmiten el dolor , si reciben la señal de la caricia a la velocidad dicha de 4 a 5 cm2 /segundo transmiten  una  sensación  placentera.

Contactos:
Line S Loken, estudiante de postgrado, teléfono: +46 (0) 705 658861, e-mail: @ line.loken neuro.gu.se
Håkan Olausson, Profesor Asociado, teléfono +46 (0) 733 823416, e-mail: @ hakan.olausson gu.se
Johan Wessberg, profesor titular, teléfono: +46 (0) 31 7863506, e-mail: @ johan.wessberg physiol.gu.se

Diario: Nature Neuroscience
Título del artículo:
Coding of pleasant touch by unmyelinated afferents in humans
Autores: Line S Loken, Johan Wessberg, India Morrison, Francis McGlone, Håkan Olausson

Un abstract del artículo está disponible en Nature Neuroscience : http://www.nature.com/neuro/journal/vaop/ncurrent/abs/nn.2312.html

Anuncios