La homeopatía, fundada por el médico alemán Samuel Hahnemann en el siglo XVIII, no es una medicina científica, y las teorías que propone son pseudocientíficas en un grado delirante. Por otro lado, en los ensayos clínicos su efectividad es similar al agua bendita. La homeopatía es la reina de las seudociencias: magia en estado puro. Creer en ella es como creer que el Sol gira alrededor de la Tierra. Que este timo se venda en las farmacias y sea administrada por médicos colegiados en pleno siglo XXI es realmente un escándalo. Más aún, según el autor, los médicos que deseen ejercerla deberían renunciar a su título de licenciados en Medicina.

Este párrafo sirve de presentación al libro “La homeopatía ¡vaya timo!” de la Editorial Laetoli.  Es un libro ameno de leer, – como todos los publicados por esta colección, – que desmenuza con cuidado toda la información necesaria para reflexionar sobre este camelo con adornos científicos. Además es importante saber que no sólo estamos hablando de algo inocuo, por eso de que “bueno si no envenena algún bien hará”. Es conveniente conocer que estamos ante un placebo que puede ser desastroso para aquellas personas que lo siguen.

homeopatia_comic1
El pasado 28 de Junio  desde la plataforma de blogs y foros de livejournal, un dibujante llamado Darryl Cunningham presentó un brillante comic en el que explicaba por qué la homeopatía no pasa de ser un placebo peligroso.

En el blog  Per ardua ad astra, pensaron que era una pena que alguien pudiera perdérselo por no saber inglés, pidieron permiso al autor y, gracias a la gran ayuda de Emtochka, presentaron la versión en español.

Aquí dispones del enlace para disfrutar de este trabajo El Comic de la homeopatía (Per ardua ad astra)

homeopatia_shitPoster de “The American institute for the destruction of  tooth fairy science”

Anuncios