Buscar

Mr Reivaj

Restos del naufragio

Categoría

Historia

LA MALDICIÓN BLANCA – Historia de Haití

Copia de un artículo publicado en el Blog de la Librairie Espagnole et Cie de París

Eduardo Galeano - 2008
Eduardo Galeano - 2008

Este artículo de Eduardo Galeano fue publicado en abril de 2004 en varios periódicos latinoamericanos. Su conmovedor relato de la historia de Haiti duele aún más en estos días en que el mundo decidió volver a mirar al país más pobre del hemisferio.

El primer día de este año, la libertad cumplió dos siglos de vida en el mundo. Nadie se enteró, o casi nadie. Pocos días después, el país del cumpleaños, Haití, pasó a ocupar algún espacio en los medios de comunicación; pero no por el aniversario de la libertad universal, sino porque se desató allí un baño de sangre que acabó volteando al presidente Aristide.

Haití fue el primer país donde se abolió la esclavitud. Sin embargo, las enciclopedias más difundidas y casi todos los textos de educación atribuyen a Inglaterra ese histórico honor. Es verdad que un buen día cambió de opinión el imperio que había sido campeón mundial del tráfico negrero; pero la abolición británica ocurrió en 1807, tres años después de la revolución haitiana, y resultó tan poco convincente que en 1832 Inglaterra tuvo que volver a prohibir la esclavitud.

Nada tiene de nuevo el ninguneo de Haití. Desde hace dos siglos, sufre desprecio y castigo. Thomas Jefferson, prócer de la libertad y propietario de esclavos, advertía que de Haití provenía el mal ejemplo; y decía que había que “confinar la peste en esa isla”. Su país lo escuchó. Los Estados Unidos demoraron sesenta años en otorgar reconocimiento diplomático a la más libre de las naciones. Mientras tanto, en Brasil, se llamaba haitianismo al desorden y a la violencia. Los dueños de los brazos negros se salvaron del haitianismo hasta 1888. Ese año, el Brasil abolió la esclavitud. Fue el último país en el mundo.

Haití ha vuelto a ser un país invisible, hasta la próxima carnicería. Mientras estuvo en las pantallas y en las páginas, a principios de este año, los medios trasmitieron confusión y violencia y confirmaron que los haitianos han nacido para hacer bien el mal y para hacer mal el bien.

Puerto Príncipe antes del terremoto de enero 2010
Puerto Príncipe antes del terremoto de enero 2010

Desde la revolución para acá, Haití sólo ha sido capaz de ofrecer tragedias. Era una colonia próspera y feliz y ahora es la nación más pobre del hemisferio occidental. Las revoluciones, concluyeron algunos especialistas, conducen al abismo. Y algunos dijeron, y otros sugirieron, que la tendencia haitiana al fratricidio proviene de la salvaje herencia que viene del Africa. El mandato de los ancestros. La maldición negra, que empuja al crimen y al caos.

De la maldición blanca, no se habló.

La Revolución Francesa había eliminado la esclavitud, pero Napoleón la había resucitado:
—¿Cuál ha sido el régimen más próspero para las colonias?

—El anterior.

—Pues, que se restablezca.

Y, para reimplantar la esclavitud en Haití, envió más de cincuenta naves llenas de soldados.

Los negros alzados vencieron a Francia y conquistaron la independencia nacional y la liberación de los esclavos. En 1804, heredaron una tierra arrasada por las devastadoras plantaciones de caña de azúcar y un país quemado por la guerra feroz. Y heredaron “la deuda francesa”. Francia cobró cara la humillación infligida a Napoleón Bonaparte. A poco de nacer, Haití tuvo que comprometerse a pagar una indemnización gigantesca, por el daño que había hecho liberándose. Esa expiación del pecado de la libertad le costó 150 millones de francos oro. El nuevo país nació estrangulado por esa soga atada al pescuezo: una fortuna que actualmente equivaldría a 21,700 millones de dólares o a 44 presupuestos totales del Haití de nuestros días. Mucho más de un siglo llevó el pago de la deuda, que los intereses de usura iban multiplicando. En 1938 se cumplió, por fin, la redención final. Para entonces, ya Haití pertenecía a los bancos de los Estados Unidos.

A cambio de ese dineral, Francia reconoció oficialmente a la nueva nación. Ningún otro país la reconoció. Haití había nacido condenada a la soledad.
Tampoco Simón Bolívar la reconoció, aunque le debía todo. Barcos, armas y soldados le había dado Haití en 1816, cuando Bolívar llegó a la isla, derrotado, y pidió amparo y ayuda. Todo le dio Haití, con la sola condición de que liberara a los esclavos, una idea que hasta entonces no se le había ocurrido. Después, el prócer triunfó en su guerra de independencia y expresó su gratitud enviando a Port-au-Prince una espada de regalo. De reconocimiento, ni hablar.

En realidad, las colonias españolas que habían pasado a ser países independientes seguían teniendo esclavos, aunque algunas tuvieran, además, leyes que lo prohibían. Bolívar dictó la suya en 1821, pero la realidad no se dio por enterada. Treinta años después, en 1851, Colombia abolió la esclavitud; y Venezuela en 1854.

Charlemagne Pèralte
Charlemagne Pèralte

En 1915, los marines desembarcaron en Haití. Se quedaron diecinueve años. Lo primero que hicieron fue ocupar la aduana y la oficina de recaudación de impuestos. El ejército de ocupación retuvo el salario del presidente haitiano hasta que se resignó a firmar la liquidación del Banco de la Nación, que se convirtió en sucursal del Citibank de Nueva York. El presidente y todos los demás negros tenían la entrada prohibida en los hoteles, restoranes y clubes exclusivos del poder extranjero. Los ocupantes no se atrevieron a restablecer la esclavitud, pero impusieron el trabajo forzado para las obras públicas. Y mataron mucho. No fue fácil apagar los fuegos de la resistencia. El jefe guerrillero, Charlemagne Péralte, clavado en cruz contra una puerta, fue exhibido, para escarmiento, en la plaza pública.
La misión civilizadora concluyó en 1934. Los ocupantes se retiraron dejando en su lugar una Guardia Nacional, fabricada por ellos, para exterminar cualquier posible asomo de democracia. Lo mismo hicieron en Nicaragua y en la República Dominicana. Algún tiempo después, Duvalier fue el equivalente haitiano de Somoza y de Trujillo.

Y así, de dictadura en dictadura, de promesa en traición, se fueron sumando las desventuras y los años.

Aristide, el cura rebelde, llegó a la presidencia en 1991. Duró pocos meses. El gobierno de los Estados Unidos ayudó a derribarlo, se lo llevó, lo sometió a tratamiento y una vez reciclado lo devolvió, en brazos de los marines, a la presidencia. Y otra vez ayudó a derribarlo, en este año 2004, y otra vez hubo matanza. Y otra vez volvieron los marines, que siempre regresan, como la gripe.

Pero los expertos internacionales son mucho más devastadores que las tropas invasoras. País sumiso a las órdenes del Banco Mundial y del Fondo Monetario, Haití había obedecido sus instrucciones sin chistar. Le pagaron negándole el pan y la sal. Le congelaron los créditos, a pesar de que había desmantelado el Estado y había liquidado todos los aranceles y subsidios que protegían la producción nacional. Los campesinos cultivadores de arroz, que eran la mayoría, se convirtieron en mendigos o balseros. Muchos han ido y siguen yendo a parar a las profundidades del mar Caribe, pero esos náufragos no son cubanos y raras veces aparecen en los diarios.

Ahora Haití importa todo su arroz desde los Estados Unidos, donde los expertos internacionales, que son gente bastante distraída, se han olvidado de prohibir los aranceles y subsidios que protegen la producción nacional.

Mapa de Haití - República Dominicana
La isla de Hispaniola o Quisqueya, como la llamaban sus pobladores originales arawak y taínos, está actualmente dividida en dos repúblicas: Haití y República Dominicana

En la frontera donde termina la República Dominicana y empieza Haití, hay un gran cartel que advierte: El mal paso.
Al otro lado, está el infierno negro. Sangre y hambre, miseria, pestes.

En ese infierno tan temido, todos son escultores. Los haitianos tienen la costumbre de recoger latas y fierros viejos y con antigua maestría, recortando y martillando, sus manos crean maravillas que se ofrecen en los mercados populares.

Haití es un país arrojado al basural, por eterno castigo de su dignidad. Allí yace, como si fuera chatarra. Espera las manos de su gente.

Fuente :

Librairie Espagnole et Cie

Ha muerto el filósofo comunista José Mª Laso

laso_clubprensaJosé María Laso falleció en Oviedo el lunes 21 de diciembre de 2009. Nació en Bilbao hace 83 años.  Afiliado al PCE en 1947, pasó ocho años en la cárcel y era experto en el pensamiento de Gramsci.

En su memoria y recuerdo , publicamos el artículo que escribió para El Catoblepas – Revista crítica (Nº 70 – Diciembre de 2007) :

Resistencia antifascista
y cárceles franquistas

José María Laso Prieto

En el penal de Burgos, conocido como la Universidad de Burgos
de los comunistas presos durante el franquismo

Algunos españoles participamos en la resistencia antifascista y nos vimos sumidos en las cárceles franquistas. En mi caso, puede ser útil conocer mi experiencia en ambos sentidos. Mi inicio en la resistencia fue muy precoz. Regresé de un exilio juvenil en Francia en el mes de diciembre de 1939. Pronto se me hizo asfixiante la atmósfera existente en el régimen franquista. Por ello, ya a mediados de 1943 decidí, mientras estudiaba en la Escuela de Artes y Oficios de Bilbao, publicar un periódico clandestino titulado La Libertad. Tenía por subtítulo «En un lugar bajo la tiranía franquista» y por lema de cabecera «Ni Franco ni Rey, República, libertad de Euskadi y emancipación de la clase trabajadora».

Al principio, tiraba un centenar de copias con papel carbón en una máquina de escribir de mi padre y los distribuía entre los estudiantes de dicha Escuela. Llegué a tirar una veintena de números de 1943 a 1947. El periódico sirvió de base para la constitución de un grupo antifranquista de diversas tendencias. Nos dedicamos a pegar pasquines en las paredes y lanzar propaganda en los cines. Después intentamos su lanzamiento con globos de aire caliente desde los montes próximos pero el viento no permitió nunca que cayeran en Bilbao. Fui aumentando la tirada de La Libertad hasta una cifra que llegaba a los siete mil ejemplares utilizando una multicopista de una oficina que nos facilitaba uno de sus empleados.

El 18 de Marzo de 1947 ingresé en el Partido Comunista de España a propuesta de dicho partido, cuando trabajaba en el laboratorio de la empresa Unquinesa. En 1948 cayó toda la organización clandestina de Vizcaya en manos de la Brigada político-social.

En 1952, después de haber organizado un círculo de estudios marxistas, participé en la reorganización del PCE en Vizcaya y Guipúzcoa. En el mes de marzo fui detenido por dicha brigada cuando formaba parte del Comité Local de Bilbao. La policía se enteró de que tenía una cita con la responsable del PCE en Vizcaya y trató de que se la entregase, lo que logré frustrar. Cuando me detuvieron ya habían caído los restantes responsables, por lo que sólo recibí un puñetazo.

Las torturas se produjeron en 1958. Permanecí detenido hasta agosto de 1953 en la vieja cárcel de Larrinaga y fui procesado por el tristemente célebre Coronel Eymar, que dirigió primero el Tribunal de Masonería y Comunismo y después –en mi caso– el de Espionaje y Comunismo de la I Región Militar. Antes de que se nos condenase, nuestro abogado logró que por incompetencia se nos pasase a la VI Región Militar. Salí en libertad provisional en agosto de 1953. Poco después reanudé mi actividad en el Partido. Prescindo de explicar mi segunda detención en junio de 1954, por carecer de interés.

A partir de 1956 constituimos –en un sótano con velas– el Comité Provincial de Vizcaya del PCE, y fui designado responsable de Agit-Prop, realizando una gran actividad como redactor-jefe del periódico clandestino Aurrerá.

Al producirse la huelga de mineros en Asturias, les expresamos nuestra solidaridad. Con tal huelga se produjo una redada de enlaces sindicales comunistas que llevó a mi tercera detención. Esta vez, fui torturado durante 22 días y no lograron vencer mi resistencia. Como consecuencia de ello, en el VI Congreso del PCE, celebrado en Praga, fui elegido miembro del Comité Central. Se envió un saludo a los presos políticos con sólo tres nombres: Simón Sánchez Montero, Miguel Núñez y yo mismo por considerarnos ejemplo de firmeza frente a las torturas.

penal_burgos1
Presos comunistas en el penal de Burgos durante el Franquismo

En diciembre de 1958, en un Consejo de Guerra, celebrado en la calle del Reloj de Madrid, fui condenado a 12 años de prisión junto con otros compañeros. Nos llevaron tres meses a la prisión de Huesca, fuimos trasladados al célebre Penal de Burgos, que era la principal cárcel de los comunistas. Entonces, de dos millares de presos políticos, casi 1.900 eramos comunistas, seis eran socialistas y casi un centenar libertarios.

La gran potencialidad de los comunistas y su alta preparación hacía que la dirección del Penal no obstaculizase sus actividades clandestinas por temor a un eventual plante. Ello nos permitió obtener regularmente mejoras en el rancho y, dentro del régimen carcelario, otras mejoras.

La fundamental actividad nuestra era realizar cursos clandestinos de formación política, filosofía marxista y otros. Los cursos se realizaban en las Brigadas-dormitorios cuando se cerraban las puertas, o antes montando guardias. Había dos clases de cursos. Uno los generales, y otros más intensivos para los que denominábamos «libertos», es decir, a los que sólo faltaban seis meses para salir en libertad.

Tales cursos se desarrollaban durante varios años, con tal eficacia que mejoró extraordinariamente la formación general y política de los reclusos. Además se daban clases de cultura general en el salón biblioteca, por otros presos, exceptuando el maestro oficial que sólo lo hacía para los escasos presos comunes existentes en el Penal. Cuando salieron en libertad dos presos comunes que hacían de bibliotecarios, el maestro nos pidió al poeta Marcos Ana y a mí, que éramos los dos presos más asiduos a la Biblioteca, que solicitásemos ambas plazas. Nos vino rechazada la instancia por considerársenos «peligrosos», como comunistas. Por ello, el maestro, que nos necesitaba, nos pidió que solicitásemos plaza para la limpieza de la Biblioteca y vino aprobada.

En la práctica hicimos de bibliotecarios, sólo al cerrar por la tarde teníamos que realizar un barrido y los sábados un zafarrancho general. En el mismo salón se proyectaba cine los sábados y domingos. Además de películas contratadas, se proyectaban documentales. El maestro me pidió que le tradujese los de la Alianza Francesa y el Instituto Británico y, más tarde, los del Instituto Italiano de Cultura. Era para que figurase que leía tales traducciones para los presos, pero nunca lo hacía. Más tarde, el poeta Marcos Ana y yo elaboramos un mural en el que colocamos fotos de los actores y actrices que iban a participar en las películas, y algunas críticas de las mismas, por cuya visión se cobraba 1,50 pesetas por sesión. El mural se colocaba en un pasillo de acceso a la Biblioteca.

Más adelante el maestro me pidió que le preparase algunos textos para que él los desarrollase en unas supuestas conferencias. Fue muy comentado un curioso incidente. El maestro, con motivo de la visita de un inspector penitenciario, iba a proyectar la película Vista-visión visita México y quería que le hiciese un panorama general de la cultura mexicana. Lo hice, incluyendo un gran elogio a los muralistas mexicanos comunistas Diego Ribera, Siquerios y Orozco. Ni el maestro ni el inspector penitenciario se dieron cuenta, a causa de su escasa cultura, y los presos comentaron «Laso se la ha metido doblada a Paja Larga», que era como los presos denominaban al maestro por ser muy delgado y muy alto.

Por esta descripción de nuestra estancia en el Penal de Burgos puede producirse la falsa impresión de que los presos lo pasábamos muy bien. Sin embargo ello no da idea plena de la tragedia de los presos políticos, muchos de los cuales permanecían recluidos más de veinte años de prisión, con terribles consecuencias para su salud –varios fallecieron a causa de sus penalidades– y sufrimientos de sus familiares. Además muchas de las conquistas conseguidas hubo que alcanzarlas tras muchos años de plantes, luchas y sacrificios, partiendo de condiciones mucho más duras. Cuando yo estaba a punto de salir en libertad por primera vez –salí el 5 de julio de 1956– se inició una nueva etapa de lucha en reivindicación de la libertad de conciencia, pues se nos obligaba a asistir en cerrada formación militar a la misa y otros actos religiosos, y después a desfilar formados ante las autoridades. Se consiguieron tales reivindicaciones, pero no se obtuvo la colocación de estufas de serrín en los dormitorios, donde el frío era tan intenso que muchas veces se helaban los vasos de agua colocados encima de las taquillas o mesillas.

El poeta Marcos Ana durant su estancia en el penal de Burgos
El poeta Marcos Ana durante su estancia en el penal de Burgos

Durante mi estancia en el Penal me impresionó mucho el caso del poeta Marcos Ana, que permaneció veinte y tres años de prisión ininterrumpida por haber sido del Comité del Frente Popular de Alcalá de Henares. Su tremenda tragedia se refleja muy bien en sus poemas «Mi corazón es patio» y «A las doce todos los pulsos en hora», «Autobiografía» y «Prisión Central».

Marcos Ana organizó en el Penal una tertulia literaria clandestina titulada «La Aldaba» en la que además de otros cinco comunistas – Ángel Poyatos, Luis Quesada, el pintor Ciriaco Párraga, el poeta José Luis Gallego y el cineasta Manuel de la Escalera– se integraron en ella tres libertarios: Juan Gómez Casas –futuro Secretario General de la CNT–, el novelista Francisco Alcaraz («Pajarito») y Fornés. En esta tertulia realizamos varios actos culturales, como un debate sobre la novela Doctor Zhivago, unos homenajes al poeta Miguel Hernández y a Albert Camus, por entonces fallecido en un accidente.

Biografía de José Mª Laso

Hablando de Laso

Obituarios
# Obituario de José María Laso en L.N.E de Oviedo
# Obituario de José María Laso en L.V.A de Oviedo
# Obituario de José María Laso en El Comercio Digital de Oviedo
# Obituario de José María Laso en EFE
# Obituario de José María Laso en Europa Press
# Obituario de José María Laso en COPE Asturias
# Obituario de José María Laso en QUE Asturias

José María Laso Prieto (1926-2009) in memoriam en Teleasturias

Hizo bien Garzón

garzon_caraEl Juez Baltasar Garzón compareció ante el Tribunal Supremo como imputado. Es el juez que abrió la primera causa penal para investigar los crímenes del franquismo. Eso explica esta situación estrambótica. Así y todo ha servido para que demuestre su valor y entereza. En su comparecencia se negó a contestar a la organización ultraderechista “Manos Limpias” y mantuvo una postura de defensa de las víctimas del franquismo ante el Tribunal supremo.
El periodista Manuel Saco, ha escrito un gran artículo en el diario El Público, titulado “Cómo mantener la manos limpias” . De él este párrafo:

Hizo bien Garzón, porque sin documentos gráficos que levanten acta, el día de mañana habría quedado el abuso como una mentira histórica, de la misma manera que los antepasados ideológicos de las manos sucias negaron los hornos crematorios en los campos de concentración nazi, de igual forma que el juicio del 23-F no hubiese sido el mismo si no fuese por aquella cámara de televisión que grabó el asalto.

Así está bien la foto. Cuando el día de mañana se la enseñemos a nuestros nietos, servirá de ilustración de cómo los vencedores de la Guerra Civil lograban que las pruebas de los crímenes continuasen enterradas en sus fosas originales, todavía 70 años después, porque cada hueso desenterrado es un acta de acusación contra aquella horda de gente de manos sucias y misa diaria, que utilizaron las tapias de las iglesias para sujetar sus crímenes. Como la maldición de Tutankamon, esas tumbas guardan la desgracia contra quienes las quieran remover.

Garzon, Tribunal Supremo
Garzon llega al Tribunal Supremo

Artículo completo “A eso le llaman tener las manos limpias”

La Maternitat d’Elna en el Club Capitol de Barcelona

A partir del 5 de febrero y hasta el 8 de marzo, Fila 7 presenta el espectáculo teatral “La Maternitat d’Elna” en la Sala 2 del Club Capitol de Barcelona.

La obra, a partir del libro de Assumpta Montellà, relata la historia de las madres de Elna (institución impulsada por los movimientos sociales suizos que aportaron dinero, comida y equipamientos) unos hechos históricos que tienen lugar al final de la Guerra Civil, cuando empieza el exilio de centenares de miles de personas. Así es cómo empieza «el drama del exilio», inhumana tragedia colectiva que se evidencia en los campos de concentración franceses como el de Argelers.

“La Maternitat d’Elna” es un espectáculo teatral concebido como un cuento para adultos que relata la historia de las madres de Elna desde la salida del país hasta su experiencia en la maternidad. Incorpora los testigos recogidos por Assumpta Montellà en su libro homónimo, canciones catalanas y francesas de varios autores y estilos, y la proyección de imágenes.

El montaje está interpretado por una actriz-cantante (Rosa Galindo) y un pianista (Luc Olivier Sánchez). Galindo afronta la función de narrar la historia, interpretando diferentes personajes, y su monólogo se ve interrumpido por varios impulsos musicales que aportan un amplio abanico de estados de ánimo que acompañan este recorrido por la historia.

Datos de interés

Sala 2, Club Capitol de Barcelona. Estreno oficial: 10 de febrero. Previas: 5 al 8 de Febrero. Precio previas: 12€

Horarios: miércoles a sábado a las 21:30h, domingo a las 18:30h.

Precios: miércoles y jueves 18€, viernes a domingo 22€.

* Fuente de la noticia

La sangre de los obispos

El jefe de los obispos, su presidente, habló.

Ahora a los obispos los nombra e Papa.Durante el franquismo los obispos eran nombrados por el general Franco. Pomposamente se decía que el Papa concedía el “derecho de presentación” de los obispos, al dictador . Ustedes ya saben que los obispos hablan y hablan de todo, aunque no se les pregunte. Otro jefe de los obispos, el secretario, también habló. El secretario de los obispos dejó dicho que “la sangre de los mártires es el mejor antídoto contra la anemia de la fe”. Traten de encontrar un sentido a esa frase. Y después échense a temblar con la tontería que encierra su significado.

Cuando Franco y los militares dieron el golpe de estado contra el Gobierno de España lo hicieron en compañía de la Iglesia católica. Después de tres años de guerra y devastación, los vencedores ya tornados en verdugos pusieron en marcha la maquinaria de la represión sobre los vencidos convertidos en víctimas. En todo ese tiempo los obispos y el clero al que pastoreaban no tuvieron ninguna duda en bendecir y legitimar la violencia de los verdugos ganadores. Como bien señala el historiador de la Universidad de Zaragoza, Julián Casanova ,

“ ( los curas )… aprobaron el exterminio legal organizado por los vencedores en la posguerra y se involucraron hasta la médula en la red de sentimientos de venganza, envidias, odios y enemistades que envolvían la vida cotidiana de la sociedad española”.

El nuevo secretario de los obispos repite mandato. Es el mismo que decía aquella tétrica tontería de la sangre y de la anemia. Fíjense que el nuevo secretario apoya, como no podía ser menos, lo que dijo el jefe de los obispos, su presidente. Y es que el jefe de los obispos, lanzó otra sangrienta tontería y declaró que “la sangre de los muertos sigue clamando al cielo para pedir la reconciliación y la paz” y por eso el presidente de los obispos insiste y dice que “ a veces es necesario olvidar” . Esta nueva tontería viene reforzada con una gran dosis de cinismo. Los obispos y su jefe quieren olvidar sin reconocer lo que hay que olvidar. Quieren olvidar sin recordar. La paz del franquismo a la que contribuyó la Iglesia católica. La sangrienta paz de los obispos. La eterna posguerra con miles de españoles humillados, bajo la ley del fusil y la sotana. ¿Qué hay que olvidar y recordar monseñores?. ¿A las víctimas ? ¿A los verdugos?. ¿De qué sangre y de qué cielo están hablando eminencias?. A estas preguntas no hay respuesta. Los jefes de los obispos , su presidente y su secretario enmudecen.

Gracias Sr. Baltasar Garzón

La primera plana del diario EL PUBLICO del 17 de Octubre expresa perfectamente los sentimientos que se tienen en estos momentos. Siempre es tarde y nunca es tarde. Señor Garzón, Sr. Juez ¡Gracias! por los esfuerzos que está haciendo por sacar de la humillación a tantos vencidos. Víctimas a la espera de la condena de sus verdugos. Defensores del orden y la democracia ante los militares golpistas. Gracias en el nombre y memoria del soldado del Batallón Méjico Luis Rodríguez Álvarez , “Luis el Moreno”. Muerto en el ataque del Monte de Los Pinos el 27 de Noviembre de 1936 en Grado (Asturias) .Tenía 24 años.


Por restablecer la dignidad nunca perdida.

“Lo que está en juego es poner nombre al pasado, aunque este pasado sea una derrota, para poder ser dueños del devenir y del presente”. ( Constantino Bértolo , Intelectuales para una tumba sin nombre, El Público 18/10/2008)

(*)El vídeo es un trabajo de Vergavil en Youtube.

En recuerdo de Rosario "la Dinamitera"

Ha muerto el pasado jueves 17 de Abril Rosario Sánchez Mora
rosario_dinamitera.jpg Rosario, dinamitera,
sobre tu mano bonita
celaba la dinamita
sus atributos de fiera.
Nadie al mirarla creyera
que había en su corazón
una desesperación,
de cristales, de metralla
ansiosa de una batalla,
sedienta de una explosión.
(Estrofas del poema de Miguel Hernández)

Informaciones e impacto de la noticia de la muerte de Rosario “La Dinamitera”

Milicianas_teatro Lara

Milicianas en Madrid

Fuente: http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=16071

Música en recuerdo de la República Española

El 12 de Abril de 1931 hubo elecciones municipales en España El almirante Aznar presentó su dimisión. Al ser preguntado si había motivos para una crisis, Aznar contestó: “¿Qué más crisis desean ustedes que la de un país que se acuesta monárquico y se levanta republicano?” . El Rey Alfonso XII marchó hacia el exilio la noche del mismo 14 de abril de 1931
Clicar en el icono correspondiente :

Himno de Riego :

[audio:http://www.mrreivaj.com/wp-content/uploads/2008/08/HimnodeRiego_cantado.mp3%5D

Ya sabes mi paradero:

[audio:http://www.mrreivaj.com/wp-content/uploads/2008/08/yasabesmiparadero.mp3%5D

¡Ay Carmela!

[audio:http://www.mrreivaj.com/wp-content/uploads/2008/08/ayCarmela.mp3%5D

bandera_republicana

Desaparecidos , víctimas del franquismo

Niños de la guerra

Este video de “mahatma” distribuido por Youtube es tan terrorífico en su ridiculez que empuja irremediablemente a saber e investigar sobre los desaparecidos en la Guerra Civil Española y víctimas de aquella “Victoria fascista” . El “Foro por la memoria” y “Despage” han unido sus bases de datos en la web Desaparecidos y Víctimas del franquismo

Imágenes del Dictador Francisco Franco evocadoras del poema de Rafael Alberti :

“UN BURRO EXPLOSIVO PARA FRANCO”
Tú todavía, general botijo,
caudillo cantimplora sin pitorro,
liliputiense, hijo
de zorra cabezorra y cabezorro.

Di, Francisco, ¿hasta cuándo,
con tus bordados camisones nuevos,
de cara al sol y caraculeando,
nos tocarás la yema de los huevos?

Contempla, rebozado cochifrito,
la desgraciada Italia de Benito,
la Alemania de Adolfo destrozada.
Pero siendo tan chico de estatura
para contemplar nada,
sube a admirarlas, paticuesco enano,
desde la interminable sepultura
de tanta España muerta por tu mano.

¿Qué ves? Verde te veo,
no de aquel bello azul, azul de Prusia,
que la Falange (luego Falangeta
cuando se le encogió y heló el respiro
traseramente en Rusia)
viera desvanecerse en la puñeta.

¿Duermes tranquilo, Franco?
Cómo son al sentarte tus mañanas,
si atacado de espaldas y de flanco
por tus erectas guardas africanas
velas sin vela, ¡oh Canco, Canco, Canco!

Arriba ya, paneque! baila, andorga;
peonza que al final democratizas;
baila, culo hecha trizas,
baila, Generalismo pandorga,
sieso manido, sieso
patibulario, tieso y patitieso!

Muerto estás ya, Paquita la Católica,
Isabel del Ferrol y de Castilla.
Tu España carajólica
te despide: ¡Presente!,
mientras en los luceros, amarilla,
sube tu gloria de mojón caliente

Blog de WordPress.com.

Subir ↑